Canales digitales y estrategia integrada
We are Digital Solution Company

Canales digitales y estrategia integrada.

Cada canal digital tiene sus características y objetivos. Pero sólo con una estrategia integrada se pueden obtener rendimientos óptimos y resultados reales.

Independientemente del objetivo que se quiere alcanzar en términos de publicidad, ya sea generación de leads o brand awareness, explotar el potencial de cada canal en una combinación ganadora es una de las mejores estrategias del marketing de resultados.

Somos capaces de llegar al cliente potencial online sea cual sea su canal de acceso. Hacemos esto personalizando el tono de voz, poniendo en el centro contenido y creatividad. Así, aunque sea marketing de resultados, nunca perdemos de vista el sentimiento hacia la marca.

Nuestros canales:

Empezamos con una premisa necesaria.

Llegar a tu público sigue siendo el objetivo principal, sea cual sea el propósito de las campañas.

Desde hace muchos años el marketing digital ha ido de la mano con la publicidad tradicional, ofreciendo una alternativa mucho mejor en términos de resultados y optimización.
De hecho, la verdadera fuerza del marketing digital es que todo se puede medir. Todo es rastreable y cliqueable online, y deja una huella, por lo que se puede pensar en estrategias mucho menos dispersas y más eficaces. Sabemos dónde están los usuarios, en que hacen clic, lo que les gusta y lo que ignoran.

Utilizar los canales digitales individualmente, sin ponerlos en comunicación, es poco productivo: quiere decir sectorizar la comunicación. Tal vez en los albores del marketing digital podía funcionar, pero ahora que cada dispositivo está interconectado y sobre todo los usuarios pasan muchas más horas conectados, es necesario reconsiderar cómo se quiere comunicar con ellos, con qué frecuencia y sobre todo adoptando estrategias que hagan llegar nuestro mensaje.

De hecho, cada día el usuario está continuamente inundado de publicidad y noticias. Su capacidad de atención dura unos segundos, porque para “cambiar” y pasar a la noticia siguiente basta un clic.
Aquí entran en juego los factores que hacen realmente interesante cada tipo de estrategia digital.

Todos los pasos de una estrategia digital

Todos los pasos de una estrategia digital.

Análisis

El primer paso hacia una estrategia integrada de marketing que funcione es analizar el mercado en el que se quiere promocionar el producto o servicio. Un análisis de los competidores y de los clientes potenciales, realizado con herramientas específicas y buyer personas, es una pieza clave para una campaña de marketing exitosa.

Mensurabilidad de los objetivos

Cuando el tráfico, los clics y el número de leads se pueden medir, es posible establecer algunos pasos intermedios que permitan alcanzar el objetivo final, también conocidos como KPI.
Medir la campaña online también permite hacer mejoras sobre la marcha, muchas veces cambiando radicalmente de dirección e intentando una estrategia diferente. Por esta razón es importante integrar los varios canales digitales.

Flexibilidad

Utilizar más de un canal para tu comunicación publicitaria permite también cierta flexibilidad. De hecho, el mix de herramientas y habilidades se puede revisar con el fin de alcanzar los KPI establecidos durante la campaña y los objetivos finales del negocio. Efectivamente, las campañas de marketing se pueden optimizar sobre la marcha y tener muchos canales abiertos permite asignar el presupuesto donde está ocurriendo una conversión, sin desperdiciarlo donde, en cambio, no hay respuestas por parte del público.

Remarketing

Las conexiones refuerzan. Por esta razón es muy importante tener en cuenta el potencial del Remarketing. Potencial que se crea cuando todos los canales digitales están insertados en una estrategia integrada de marketing.

De hecho, a través del Remarketing podemos recuperar los usuarios que han abandonado nuestra página de destino en otros entornos virtuales, o podemos llevar el usuario a completar la acción no finalizada.
El porcentaje de recuperación de los usuarios a través del Remarketing es del 30% de media, resultando en un aumento de tráfico, fidelización y ventas.

El remarketing es posible sólo a través de la instalación de pixeles específicos que miden los datos de navegación temporales, los famosos cookies. Este tráfico, registrado de forma anónima, de hecho permite la personalización de los espacios de publicidad online que aparecen en los sitios, en las redes sociales y en los portales. Así, el usuario encuentra la publicidad que ya ha visto también en otras partes y está más inclinado a completar la acción que ha comenzado, ya sea el envío de datos o la compra del carrito.

Esta es la verdadera fuerza de los canales digitales: la comunicación y la publicidad online son móviles, flexibles y accesibles en cualquier lugar gracias a una sólida estrategia integrada.